Deja un comentario

De corazón viajero y alma inquieta (Poema)

Imagen

Un país por año dijo, y nadie fue capaz
de imaginar el tamaño de sus sueños.
Un pedazo de sí dejó en todo aquel lugar
que pisaron sus pies risueños.

Portugal se la quiso quedar, hacerla suya
para disfrutarla durante siglos.
Pero la pausa al caminar es un peligro
a evitar, para que nada destruya.

Sevilla la ama, está de luto indefinido
desde que despegó el pasado abril.
Continúa con su rutina, gris sin sentido,
llorando a gritos, nada es lo mismo sin ti.

Ni el río es tan claro, ni el acento alegre,
ni la gente ríe, solitaria llorar quiere.
Muere desangelada por que no les prefiere,
abrazan la almohada soñando con que vuelve.

De corazón viajero y alma inquieta,
sin paradero fijo, sin deshacer maletas.
Que nadie interrumpa tu bella aventura
y menos las malditas locuras de un poeta.

París la reclama, le ofrece bohemia y café,
le paga una cama de látex donde envejecer.
Pero ella ansía crecer en distintos destinos,
beber de influencias dispares por el camino.

El mundo sería un lugar oscuro y vacío
si no la tuviese dando vueltas en él.
Debería darle gracias por borrar su hastío,
por engordar el río de esperanza y fe.

Le hará conocer los detalles invisibles,
el amor por los trayectos, despertar lejos
del nido imperfecto que con complejos
nos ata y mata las ganas de ser libres.

Ella te hará vivir cuerpo muerto, infecto
de pereza que solo tristeza salpica,
tu a cambio, planeta, haz que sea perfecto
y déjala dormir al fin en Costa Rica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: